Archivos de la categoría Noticias

La alimentación ecológica. Crucial

ALIMENTACIÓN ECOLÓGICA EN ESPAÑA

España encabeza la lista en hectáreas dedicadas a agricultura ecológica. En cambio, no está entre los países de mayor consumo debido a la diferencia de precio con los productos convencionales y porque todavía hay desinformación por parte del consumidor, y porque no, discrepancias en el colectivo científico.

La demanda de productos bio supone un 0,7% del presupuesto familiar frente al 5-10% que supone para otros países del Norte de Europa. Pese a ello, en Cataluña, el mercado de los productos ecológicos crece un 20% anual.

Como apuntaba al principio estos productos son 2,5 veces más caros que los productos convencionales y es una de las causas por las que entre el 85 y el 90% de la producción se exporte a Centroeuropa, Japón y EEUU.

Al margen de estos datos estadísticos, que me parecen relevantes para saber que nos encontramos en las mejores circunstancias posibles dentro de un país altamente productor, quisiera destacar otros aspectos relacionados con la ecología de estas técnicas. Las ventajas de la agricultura ecológica son la preservación de la fertilidad de los suelos, garantiza la rotación de los cultivos mejorando la calidad del producto, menor contaminación del medioambiente al no usar fertilizantes artificiales ni productos químicos, la cual cosa también incide en la calidad del producto y disminuye el coste energético medioambiental. La agricultura ecológica promueve una racionalización de la comercialización y garantiza un desarrollo sostenible, e incide de forma positiva en la salud del consumidor. Igualmente se afirma que la ganadería ecológica cumple con los objetivos de respetar el medio ambiente y el bienestar animal, sin emplear sustancias químicas de síntesis.

Hay que tener en cuenta que un alimento ecológico deberá estar certificado por una organización autorizada para ello y que el consumidor debe tener acceso a dicha información.

En uno de los mayores estudios realizados y publicado en el British Journal of Nutrition, 2014, sobre los beneficios de la agricultura ecológica se ha concluido que los productos bio tienen más antioxidantes los cuales son preventivos de enfermedades cardiacas y cáncer, así como menos pesticidas que se acumulan en el organismo y menos cadmio, un metal presente en el suelo.

Para ser franca diré también que en toda novedad existe un espíritu crítico y encontramos un estudio de 2012 que pone en duda alguno de los beneficios comentados.

¿Cómo abaratar la cesta de la compra si quiero consumir Eco? Uno de los aspectos claves será conocer las frecuencias de consumo de los diferentes alimentos. Los de mayor consumo o más frecuentes son las frutas, verduras, lácteos, pan, cereales como la pasta o el arroz y los huevos. Planteo esta pregunta; ¿merece la pena comprar ternera ecológica que consumimos una vez a la semana o más? ¡Pues depende del bolsillo que tengamos! Pero si queremos, podemos descartarla.

Otro consejo que os doy es que reviséis vuestro carro de la compra y valoréis cuántos alimentos de tipo procesados, refrescos, batidos, ensaladas de cuarta gama, bollería, postres lácteos como natillas o flanes, pan de molde o pan de Leche, galletas o productos de limpieza de todos los aromas y colores, lleváis habitualmente. Estos productos son caros y suelen ser nocivos para nuestra salud. Podemos prescindir de ellos para dar mayor protagonismo a alimentos frescos, de temporada y por qué no, algunos de ellos ecológicos!

Por último añadir que en nuestra tienda elegida de productos bio, éstos deberán tener su sello o identificación del correspondiente organismo certificador autorizado.

Me despido con una reflexión personal: Si la incidencia de enfermedades asociadas a la mala alimentación aumenta, quizás valdría la pena pensar en un cambio en nuestra forma de comer y ello empieza en nuestra forma de comprar.

                                                                                                                                                           Leonor Miralles

El niño aprende a comer

Las conversaciones entre padres sobre las peripecias que realizan para que sus hijos coman toda la comida del plato o los alimentos más saludables son habituales y el fracaso produce malestar creando situaciones de ansiedad tanto para los padres como para el niño o niña. Así que lo primero que debemos hacer es mantener la calma y hacer caso al pediatra cuando nos dice que al pequeño no le va a pasar nada por comer poco o nada durante un día o dos.

En la actualidad cometemos excesos en la ingesta de energía de forma habitual y eso nos lleva a pensar que nuestro hijo come poco porque no ha querido merendar o cenar. Pero hemos de pensar que la variedad y la calidad de los alimentos son más importantes que la cantidad y por eso es importante ayudar a nuestro hijo a descubrir los alimentos en la etapa de 0 a 2 años en la que introduciremos los sólidos en su dieta y acostumbrarlo a ver en casa y en la mesa todos los grupos: frutas, verduras, pescados, carnes, huevos, cereales, legumbres o lácteos, respetando los periodos de seguridad para evitar intolerancias o reacciones alérgicas.

Descubrir los alimentos

Parece una práctica extendida que los niños a estas edades tempranas coman a horas diferentes a los padres y normalmente solos. El ser humano es social en sí mismo y lejos de la necesidad básica que es alimentarse, comer se ha convertido en un acto social que implica muchas más cosas. Es evidente que no podremos seguir el ritmo de un lactante y comer con él a las tres de la madrugada, pero cuando sentemos a nuestro hijo a la mesa podemos adaptar nuestro horario para comer con él y animarle a probar los alimentos mientras los comemos nosotros también; tranquilos, jugando y sin preocuparnos demasiado de la cantidad que come. Así tendrá la confianza necesaria para descubrir un mundo nuevo que aparece delante de él y que dista mucho de lo que conoce hasta ahora que básicamente es la leche y sentaremos bien las bases para que nuestro hijo o hija aprenda a tener hábitos saludables y se sienta incluido en las comidas principales y así evitar prácticas futuras poco recomendables como comer solo delante del ordenador.

Algunos consejos

•Consumo moderado de carne. Dale pescado blanco y azul. Puedes hacerle, albóndigas, hamburguesas, croquetitas…

•¡Qué importantes son las legumbres! Pregunta al pediatra a partir de qué edad y para siempre.

•Las verduras y frutas son esenciales. Lava bien las frutas y dáselas con piel. Haz macedonias, dibuja un tren con los gajos de las mandarinas… ¡Come tú también!

•No le obligues a comer. Ingenia juegos y da ejemplo.

•Sírvele raciones pequeñas

•Crea un buen ambiente

•No prolongues mucho el tiempo de la comida para que coma más.

•Recuerda que es más importante la calidad y la variedad que la cantidad.

•Hay algunos alimentos más alergénicos que otros: huevo, leche de vaca, pescado, frutos secos, melocotón, melón, fresas, cerezas, legumbres. Introducir en la dieta poco a poco.

•Deja un periodo de unos días entre un alimento nuevo y otro para observar su reacción.

Continue reading